La Ley de Carreteras y su Reglamento General de Carreteras definen:

TRAMO URBANO: Se consideran tramos urbanos aquellos de las carreteras estatales que discurran por suelo calificado de urbano por el correspondiente instrumento de planeamiento urbanístico.

TRAVESÍA: Se considera travesía la parte de tramo urbano en la que existan edificaciones consolidadas al menos en las dos terceras partes de su longitud y un entramado de calles al menos en uno de sus márgenes.

En este apartado se recogen los planos o documentos de los respectivos instrumentos de planeamiento urbanístico de municipios afectados por carreteras estatales.